El río






elrío

El río que pasa y a la uva se lleva,
que se olvida del hambre o la pobreza,
que no recuerda a las manos obreras,
y al aire llama, 
para decirle cuánto le ama.

El río que pasa y se adueña del alma
que no sabe cómo amar
ni a las piedras ni a las olas,
que dibuja estas sendas sobre nuestra piel,
y del daño que nos hace se apodera.

El río que pasa y nos hiere
que no escucha nuestras voces
- ni a Dios siquiera -,
que nos ata a la naturaleza
y nos obliga  - a todos - a seguirles.

El río que pasa y no cesa
que sólo sabe cómo viajar
y a todos nos lleva.
Que nos mata,
que nos condena.

El río es el tiempo,
el río es nuestra pena.

Octubre 2014
Pármulo