POEMA 9



POEMA 9

Tengo envida de la noche
porque está junto a ti,
                                                          dormida.


Le tengo envidia a la noche
porque se enamoró de la luna,
y la luna con las estrellas
se enamoraron de mi sombra.

Tengo envida de la noche
porque está junto a ti,
                                                          dormida.
Si mi sombra fuera blanca
y mis labios un clavel,
estaría en medio del campo
besando tu piel.

Tengo envida de la noche
porque está junto a ti,
                                                          dormida.


Le tengo envidia a los mares
porque se apoderaron de tus ojos,
le tengo envidia a la vida
porque te apartó de mi camino.

Tengo envida de la noche
porque está junto a ti,
                                                          dormida.


Si mis ojos fueran de arena
y tus labios de azucena,
le pediría a mi alma
que no me dejara solo
en este camino de espinas.

Tengo envida de la noche
porque está junto a ti,
                                                          dormida.


Le tengo envidia a tus besos
porque besan otros labios, y
le tengo envidia a la noche
porque se enamoró de la luna,
y la luna con las estrellas
se enamoraron de mi sombra.

Tengo envida de la noche
porque está junto a ti,
                                                          dormida.

Pármulo 2011