EL AMIGO Y EL CORAZÓN


El amigo y el corazón

Nací hace un siglo entre algodones
y mi corazón, lleno de alfileres
me han besado eternamente
bajo las arrugas y el viento.

Empiezo a odiar a la soledad,
ese mal amigo que me pellizca,
me hace sentir y me olvida.

Ahora me he sentado en el puerta
a recibir la brisa de los naranjos
en esta época de primavera
donde los amigos son tus sueños
y tus sueños una meta maravillosa.

El afilador de cuchillos pasa
y yo en la acera, absorto,
me pierdo en ese juego de sonidos
en que ya no caben mis gritos.

Las nubes calurosas rotan
por aquella calle cuesta abajo
y sin rumbo.

Empiezo a odiar a la soledad,
ese mal amigo que me pellizca,
me hace sentir y me olvida.

Pármulo 2011