UN RÍO DE CALAVERAS



Un río de calaveras

Acabo de oír a mi corazón hablar con la sangre.
*
Entre ellas hay algo más una conversación,
entre ellas hay un río de besos,
un palpitar constante en la avenida
de aquel edificio solitario, 
donde se encuentra mi alma.
*
Mi alma es un ser inerte y transparente,
que se silencia con el desamor
en medio de una playa colorada
durante las tardes de estío.
*
A veces grito de compasión
y ese grito se convierte
en una nota musical que se rompe
de entre las teclas de aquel laberinto
en el que ambos nos sumergimos.
*
El viento va cambiando la etiqueta
de la ropa que usan mis labios,
blanquecinos y ametrallados
de la desolación y la recompensa.
*
Los cristales también me miran,
y cuando en ellos me reflejo,
la inocencia desaparece en la conciencia
y en la conciencia aparece la locura
de cambiar el sentimiento por hielo,
y el hielo por el agua del mediterráneo.
*
Dejemos de caminar sobre las baldosas
de este amor imposible,
que este amor imposible es mentira
y la mentira es como mi alma,
inerte y transparente.
*

Pármulo 2011