SIN TEMORES


Sin temores

Es tu locura infernal,
por el amor y por la pasión,
es el intento de protegerte
y en el iter de mi dolor
sentir que eres inerte.

Nunca dejaré de molestar
a mi corazón,
que aún late en este río
de pus y de lamento.

No dejes de molestar
a mi corazón,
que aún piensa
que tú eres de su sangre.

Permitiré al agua
manifestarse cuando te vea,
y en el rocío,
mientras te mantienes
evaporarte con el secador
que fluye en mi aliento.

No dejes de molestar
a mi corazón,
que aún tiene miedo
de verte caminar.

Siénteme entre tus luces
y encandílame una tarde
de sombras,
mientras caminas
por aquella nave solitaria.

Pármulo 2011