No me quiere

Por petición expresa de los lectores, se anticipa la publicación del nuevo poema del artista perteneciente a la colección actual.


No me quiere

No me quiere el Viento verme pasear
de entre los matojos o la niebla,
Caminar en la efervescencia de las olas
Y lamentarme de las heridas que no cierran.

No me quieren los campos ni las primaveras,
Ni los girasoles verdes ni las rojas amapolas
Porque dicen que no creo en el amor.

No me quieren las calles ni las plazoletas,
no me quiere la lluvia ni tampoco los edificios,
me ven ingenuo e insignificante.

No me quieren las gentes, ni los niños ni las niñas.

No me quiere la carcel porque temo a las Ataduras,
Temo el rojo y temo a las candelas.

No me quiere la ropa porque dice que...
Soy transparente.

No me quiere ni Dios ni el diablo,
Porque dice que soy un veneno mortal
que acaba con el alma.

No me quiere el corazón y
escupe sangre en rebelión
de mis transfusoras pesadillas.

No me quiere ni el agua ni la sal,
No me quieren los lagos ni los mares,
porque soy un barco a la deriva.

No me quiere la sombra y junto a
Los rincones esconde su cola negra
Con miedo a que la encuentre.

No me quiere el silencio.

No me quieren, no me quieren porque
dicen que lloro demasiado y
las luces han alarmado a estos corazones
A olvidarme y darme cuenta la necesidad
Que requiere un alma enamorada.

No me quieren las paredes
ni mis manos ni las tuyas,
ni tus labios ni mis dientes
encarcelados a la perfección
en este mundo de desilusiones.

No me quiere la esperanza
ni tampoco me ama la victoria.

No me quiere el sol
y la luna me da la espalda.

No me quiere nadie
y así lo he decidido.

Pármulo 2011