SANGRE CONGELADA


Sangre congelada

Tengo que decirte un secreto,
susurrarlo a tu oído
y mientras te siento,
empezar a dormirme
en tu espalda de barco dorado.

Tengo que decirte que te recuerdo,
que sigo sin pegar ojo a la almohada
y que sin escuchar tus voces
no tengo alimento para seguir.

Que mi sangre
ya no es más que hielo
y mi corazón encallado al frío
se niega a continuar.

Ya se que no me recuerdas,
y que quizás me hayas olvidado
pero es que yo soy incapaz
de borrar tu sonrisa de media luna.

¿Cómo te pido que me perdones?

Tengo que decirte tantas cosas,
que temo morirme escribiendo
hojas y hojas con tinta de mi dolor.

Tus ojos preciosos,
tus manos delicadas,
tu compañía en pleno verano.

El frío de mi verano,
el calor de mis primaveras...

Vuelve por favor,
déjame contarte lo que te quiero,
déjame decirte otra vez
las tonterías que ya ni recuerdo
y no me hagas morir en esta letanía
de cáncer espinoso,
que es no sentir el amor.

Deseo de nuevo que me envenenes
con tus labios, y que cortes
esta compasión que sientes por mi
y me empieces a mirar desde la realidad,
desde este corazón que siente
que te ha perdido para siempre.

Pármulo 2011

I


I

Esta noche me he vestido de azul
como las olas cuando caminan
sobre la arena húmeda.

He pensado en convertirme
en viento helado y en mano fría
que por tu rostro disimula
ser una gasa de plata y diamantes,
que soportas mientras lloras.

Tus ojos llorosos se hunden
en un río de piedras transparentes
del que tomo mi agua
para nutrirme de la ausencia
de sangre en el corazón.

Tú, como una nube,
eres el beso eterno en mis manos,
la serenidad de un soplo
y el silencio imposible.

Pármulo 2011

PENSANDO EN EL TIEMPO


Pensando en el tiempo

Ayer estuve pensando en buscarte,
entre las luces y el alcohol
pero no encontré ni tu rastro
ni el humo de tu amor.

Pensando estuve que estarías
quizás en la cama, soñando,
que deambulabas por playas
rocosas,
allí entre los acantilados
que nos miran siempre
y nosotros sólo un tiempo.

Siempre alerta de tu sombra,
si detrás de mi
o en mis manos oscuras,
en mi corazón nunca.

De tus labios me acuerdo,
de tu sonrisa de media luna,
y por siempre de tu voz
lejana en el tiempo.

La unión de corazones
se diluye en la aurora,
y en el río una barca
dorada,
que le silva a las olas.

Fíjate tú,
que ni siquiera te atreves
a mirar nuestras fotos,
las que nos hicimos
mientras bailábamos
en un sinfín de escenarios
todos ellos perfectos.

Aturdido,
inseparable de los pensamientos,
déjame ser alguien más
en una esfera de silencios.

Pármulo 2011

PASAJES


Pasajes

Recuerdo que una tarde fuimos
juntos a bañarnos al río,
al lado de las corrientes
transparentes y sobre
las aguas cautelosas  y
sonoras del mar celestial.

*

Entre el canto sonoro
de los pajarillos,
nuestras manos unidas
a orillas de un sinfín de piedras
batidas por el oleaje.

Los pies, fríos del miedo,
se arremolinaban entre el musgo
verde, que seguía fresco,
una imagen junto a tus labios.

*

La dureza del viento, las nubes...
arroparon aquellos labios
hirientes y entre palabras:
"te quiero".

Mis brazos y los tuyos,
mis ojos con tus pestañas,
mis manos con tus uñas,
mis piernas y tu espalda...

El eléctrico sol entra y
un dilema de amor que
jamás se repite,
el ego del placer amoroso,
las ruinas de una catedral
de sensaciones virtuosas.

Pármulo 2011

ODA AL AMOR

* Día de los enamorados (14 de febrero)

Oda al amor

Como una rosa pequeña
que nace entre el corazón
y las manos,
siento este agua helada
sobre nuestros labios.

Amor, eres el viento uniforme
que moldea mi corazón
y el de tantos carceleros,
sometidos a tu tortura,
días y noches
pensando en la cobardía
de encontrarte en un rincón.

Eres el silencio, amor,
que se manifiesta en
mil pinceladas sobre mi rostro.

No se escribir demasiado
sobre este sufrimiento,
porque apenas puedo mover
los dedos de las manos,
para delimitar una concepción
que nunca existió.

Pármulo 2011

DÍA DE LOS ENAMORADOS


Regalo a todos los lectores y lectoras este vídeo que creo que tiene más sentido que un simple poema.
Feliz día de los enamorados.

Pármulo 2011

LA TRAMPA


La Trampa

El amor es una bovina de hilo
que envuelve el corazón,
y se engancha a una máquina
que cose nuestros labios.

Es una trampa que nos engaña
con un juego de besos,
una trampa infernal
en el colosal encanto
de unos labios tristes.

Es quizás un cáncer,
una ilusión
y una esperanza.

Es una mariposa
que golpea levemente el cristal
y deja su huella
en el vaho de mi aliento.

Es un círculo transparente,
invisible en la luna sonriente.

Es un papel en blanco,
un papel tiznado de palabras,
unas sobre otras.

Es una torre de poemas
sin peldaños o escaleras.

Es un aliento helado,
una mano fría,
una caricia de cuchillo,
un recuerdo mundano.

Es un ser vivo
que se somete a tortura,
una luz sin esquinas
y un mar de barcos sin vela.

Es una risa acomplejada,
un charco sobre el barro,
una pisada de tractor
sobre los campos de amapolas.

Es una oportunidad,
una locura,
una mañana de sol.

Es una lengua abrasadora
que corroe.

Es un campo sin senda,
un río que nos lleva.

El amor no es nada,
el amor lo es todo.