JAMÁS



JAMÁS

Nunca más vamos a pensar 
que no existe en el corazón, 
un espacio dedicado al amor.

Nunca más olvidaremos el recuerdo
que ahora, se ahorca entre los tallos
de aquella rosa blanca sin espinas.

Nunca más ahogaremos el silencio
entre lágrimas de sangre,
porque la sangre no nace de los ríos
sino que del río brota la paz eterna.

Nunca más sentiré el alma oscura,
nunca más los labios secos,
nunca más el nunca en el secreto...

Nunca más perderé el tiempo
escuchando al corazón,
si me besas porque me amas
o si me amas por pena.

Nunca más cerraré los ojos
y pensaré en nuestras manos,
aquellas rosas inquietas en el letargo.

Nunca más volveré a acordarme
de tus mil besos eléctricos,
de tus medias lunas,
de tus promesas y tus encantos.

Nunca más pensaré en el amor,
porque nunca existió,
y en tí, sentí por primera vez
la verdadera esencia del desierto,
el arena sobre el cielo blanco.

Nunca más olvidaré tu ruin amistad,
tus falsas promesas,
las noches de verano y lunas,
el sol abrasador y las orillas.

Nunca más el viento sesgará las rosas,
nunca más derretiré al corazón
y nunca más diré jamás,
porque yo también soy eterno
y el viento a veces escupe las flores
que mueren en el silencio del alma.

Pármulo 2011