El PERIÓDICO DE LAS RISAS



El periódico de las risas

Los corazones rompen en el suelo
las risas de los vientos
que aún están por venir,
en el firmamento gira la melodía
de ese tren marchito
que hace unos años que silba
sin sentir.

Las doradas manos de los colosos
abanican dos caudalosos ríos
a pie de mar,
y en el transcurso
una barca en llamas deja su letanía
sobre el rastro de aquel tormento
que nunca cesa de nuestros besos.

Ya ni recuerdas aquellas imágenes
que hace siglos se perdieron
y en el mar,
aún abundan las carcajadas
de tus cosquillas, mientras
abrasábamos nuestros dientes
con la piel de los labios.

Las etiquetas dejan el rasguño
de mil cadáveres mundanos,
quienes en el firmamento
estirpan las estrellas
haciéndoles reír de entre los brazos.

El cielo, azul y gris,
verde azulado y colorado
en las mañanas.

Cuando amanece,
un hilo de nubes se dispersa
de entre nuestras ventanas
y yo, ingenuo en el pensamiento
creo encontrar una sola nube
con un nudo que no alcanza tus labios.

Pármulo 2011