LOCURA


Locura

Un día entraste por la senda del corazón
y atravesando los montes ensangrentados
llegaste al final del alma,
arañando tres mil fibras de amor.

Tus ojos tristemente se desvanecían
por la terminal de mi pecho, y
entre el viento y la agonía
me apiado de un montón de recuerdos
que hace siglos que no encuentro, y
ahora pienso que será la locura,
locura que me quita el sueño.

Las cartas sobre la mesa,
el café helado y mis labios
enamorados sobre la piel muerta.

Todo es locura y locura
y en la locura yo me fundo,
me entremezclo fundido
en la locura.

Pármulo 2010