ESCUDOS Y ESPADAS


Escudos y espadas

A veces despierto sobre un río de sueños,
que intentan navegar sobre la tela
de un traje gris y ensangrentado.

La omisión de nuestras voces
se hacen retroactivas
y ya nadie puede colgar de su alma
aquel bonito recuerdo que aún sostiene.

Las calaveras, que no piensan,
apenas tiene habla y en el tiempo
se condensa una cortina de humo
entre el crimen y el sentimiento.

Pármulo 2010