EL AMOR



El paso de mi cuerpo por tu calle
impresiona mis sentidos cuando,
huelo lentamente el perfume de
la nuca que me funde y me confunde.

Me equivocas con tu boca,
ya no se si me enamoro de tus
labios o de tus dientes,
si de tu risa o de tu lengua...

Desoriento tus miradas con vergüenza
porque...
el miedo de mirarte me atormenta
y la tormenta que cae sobre nosotros
nos moja hasta atarnos en un charco.

Mezclo tu saliva con mi almohada
y en los sueños pienso en el verso
de tus caminos de colosal encanto.

Me aturrulla el pensamiento inerte
de dejar de quererte,
y en las melodías de la noche
muero ofuscado por no encontrarte.

Desbaratas lo que pisas y, a mi
me hundes con tus pisadas
y tu cuerpo esperpéntico
dialoga con mis corazones.

A veces, despistado y sin pensar
que te amo, pierdo la batalla
de pensar que te enredo en mis dedos
y sin darme cuenta te caigo al suelo
como un fino cristal de bohemia.

Deja que me funda y me confunda,
que me equivoque y desoriente,
que mezcle el tormento,
aturrulle los pensamientos y...
desbarate lo que siento
porque lo único que siento es que
lamento no mirarte y apreciar
lo que te anhelo.


PÁRMULO 2010