PRECISO


Preciso
Preciso de tus preciosos ojos
cuando en el mar se asoman
y yo en el cielo me reflejo.

Preciso de tus hermosos labios
cuando sonreían a la luna
cuando acariciaban mi cara
y yo en el universo me moría.

Preciso de tus preciadas manos
cuando tocaban el piano,
y ahora yo en el eco.

Preciso de tu voz intermitente,
cuando por la noche me llamabas
y yo en la distancia me enamoraba.

Preciso de tus estremecedoras tardes
cuando nuestras batallas eran el son
y la agonía de nuestro vivir,
yo, ahora en el ángulo del abandono.

Preciso de tí,
preciso de tu ser,
te preciso,
te esencio...

PÁRMULO 2010

EL NÚCLEO del ALMA




El núcleo del alma

Es como a la mitad del alma
donde empieza a sentirse lleno
el corazón,
con pajarillos que revolotean
en el pleno de nuestras voces.

Los marines tocan el violonchelo
y doce mil formas de sentir
empiezan a mirar por la ventana.

Será el aire desmesurado
de las noches...
será que tengo la tenencia
del apego afortunado.
será el rédito de los sabores
y será el hechizo de la sugestión.

Y si este poema fuera muy extenso
y si nuestro mundo fuera tu anhelo
ya muerto me encontrarías...

¿Por qué esos impedimentos?
¿Por qué olvidarnos en el eterno?

Para no sufrir no necesito olvidar,
necesito beber de tu océano y notar
que tus manos, como versos,
lindan mis manos con tus besos.

Engañando, burlando y estafando
no llegas a mi universo
así sólo consigues mi desprecio.

¡Qué ofensa todo este tiempo!

¿Para que?
Para seguir sufriendo...
y yo perdiendo mi momento
por estar contigo,
por estar perfecto...

Solo me queda el recuerdo,
olvídate de aquellos tiempos
cuando yo era... sólo eso,
el tiempo...

REFERENCIA A: "Es el tiempo..."

EL AMOR



El paso de mi cuerpo por tu calle
impresiona mis sentidos cuando,
huelo lentamente el perfume de
la nuca que me funde y me confunde.

Me equivocas con tu boca,
ya no se si me enamoro de tus
labios o de tus dientes,
si de tu risa o de tu lengua...

Desoriento tus miradas con vergüenza
porque...
el miedo de mirarte me atormenta
y la tormenta que cae sobre nosotros
nos moja hasta atarnos en un charco.

Mezclo tu saliva con mi almohada
y en los sueños pienso en el verso
de tus caminos de colosal encanto.

Me aturrulla el pensamiento inerte
de dejar de quererte,
y en las melodías de la noche
muero ofuscado por no encontrarte.

Desbaratas lo que pisas y, a mi
me hundes con tus pisadas
y tu cuerpo esperpéntico
dialoga con mis corazones.

A veces, despistado y sin pensar
que te amo, pierdo la batalla
de pensar que te enredo en mis dedos
y sin darme cuenta te caigo al suelo
como un fino cristal de bohemia.

Deja que me funda y me confunda,
que me equivoque y desoriente,
que mezcle el tormento,
aturrulle los pensamientos y...
desbarate lo que siento
porque lo único que siento es que
lamento no mirarte y apreciar
lo que te anhelo.


PÁRMULO 2010

TE SIGO AMANDO


Te sigo amando

Una música de tambores y redobles
suena a lo lejos del rincón de hielo,
tu sombra sigue en el mismo sitio
yo sigo en el mismo sitio...

... Nau es tu nombre
y cada vez que veo el coche
con tu nombre
me muero...

... y eso será
porque te sigo amando...

Porque te sigo amando
- una opera de leones gritan -

y yo a la mitad del camino
a la soledad...

recuerdo que te sigo amando.


Te sigo amando
y es ahora cuando pienso que fue
mi bolsillo el que nunca miró
si tenía las llaves de tu corazón,
y será porque nunca me las distes

... creo que nunca te enamoraste

y yo aquí... enamorado.

Si me querías Nau,
me querías,
me sentías,
me deseas...

Te olvidas de mi
y es porque nunca te enamoraste

y yo... con una lágrima
te sigo amando.


PÁRMULO 2010 

ÉXTASIS DE LA ADORACIÓN



Éxtasis de la Adoración

En el silencio de la portentosa noche
se engendra una mordedura eterna
que nos deja adormecidos en el placer
del río de versos octonarios.

Mientras aquí se duplica el goce
tu mirada cerrada sujeta firmemente
mis nalgas, derretidas del sudor.

En el arenal de los lamentos
nos acercamos y esperamos lento,
que vuelva la calma perpetua,
el silencio de la noche,
que vuelva a agotarse...

... nuestras voces
para siempre...

Ayer se oyó una voz distinta
era el gemido de la sombra
brillante que a lo lejos nos seduce,
nos envuelve de recreo
y nos confía el placer inmortal

... gritamos
y poco a poco el eco...
se encarga de humedecer las sombras.

Invariable mi razón,
tus adivinanzas un juicio muerto
y mis ojos cerrados
imaginando el viento que moldea
nuestras piernas junto a nuestras manos,
empapadas del rocío de tus labios
abrasadas por tu piel y tus besos...

... que no acabe nunca
dijimos...

y acabó en el fuego eterno
que nos contemplaba.


Pármulo 2010 (Pármulo y el Verso)

*El reconocimiento del derecho de propiedad obtenido en un Estado de conformidad con sus leyes, surtirá de pleno derecho sus efectos en todos los demás, siempre que aparezca en la obra cualquier manifestación que indique la reserva de la propiedad y el nombre de la persona en cuyo favor esa reserva se halla registrada.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©

EL VIRUS DEL AMOR


EL VIRUS DEL AMOR

Es una corriente de veneno lo que nos domina
y en el seno de los sueños explota.

Un viento moribundo nos envuelve
y una mañana calurosa se revela.

El virus del amor 
es el corazón ennegrecido,
es la sombra de la lluvia,
es el hielo ardiente...

Nuestras espaldas susurran
que el dominar no es pecado y
mueren lentamente arrodillándose
una junto a otra en el renacer del desprecio.

El virus del amor
es la tristeza de los enamorados
que sufren lentamente
por un amor acabado
que surje cada noche,
y nos deleita día a día.

El virus del amor 
es el palpitar dilatado del sentimiento
de aquellos muchachos
que no dejan las diferencias
y luchan en la calma
a ser huracanes debilitados.

El virus del amor
es la descomposición del universo
propio y universal,
de los que aún sienten afecto
de los que siguen enamorados
y discuten con la pasión.

El virus del amor
no tiene medicamentos,
sólo una dosis de besos
nos mantiene con vida
nos mantiene con fuerza.

Pármulo 2010

ES EL TIEMPO...



Es el tiempo...

Una tarde enmascarada de canículas ardientes
nos dejó la esencia para conocernos mañana.

Contaminado de grandes responsabilidades
estuve toda la noche pensativo y a la mañana
siguiente,
un fulgor de sentimientos me obligaba a
seguir hablando hasta que nos conocimos.

El camino nos deleita sembrando
girasoles rosas y plateados,
hasta que nos damos cuenta que
tenemos que pisar por los charcos
del verano más oscuro y entonces
es cuando ya no tenemos alma.

El amor se debilita.

El pretexto del sol es nuestro aliado
pero nosotros, cansados de andar
dejamos a un lado la lucha
y nos concedemos la guerra eterna.

Una gama de tristezas se asoman y,
 después de tanto resucitar entre nopales
nos damos cuenta que nuestros corazones
llenos de espinas necesitan sangre.

Es el tiempo el que nos permitirá conocernos,
es el tiempo el que nos llamará un día,
es el tiempo el gran universo,
es el tiempo el que decide...

SE NOS OLVIDÓ


Se nos olvidó

Inventamos el amor juntos, ¿lo recuerdas?
y creando un mundo nuevo,
olvidamos conocernos y besarnos
darnos la mano y pisar la realidad.

Cansado de amarte te decía "te conera"
pues de esa forma te decía
que te quiero
que te amo
que eres mi luz
que eres mi sueño...

... pero olvidamos quedarnos de pie
y mirar al cielo en la playa noctámbula
llena de estrellas y de deseos...

... pero olvidamos mirarnos a los ojos
y ver si nos amábamos...

Te quiero tanto hoy como ayer,
aquel día y mañana también
pero vinieron las fatigas
y enfermamos de desencantos...

... porque se nos olvidó recordar
que no somos perfectos
y a mi pensar que te amaba...

... porque se me olvidó callar
y morder mi lengua como si fuese
un hierro...

Te conera es lo único que me queda
para decirte siempre
incluso ahora que...
te he perdido para siempre.

Esperanzas siempre hay
y estoy aquí,
esperando que vuelvas un día
porque se que no me olvidas.

Se nos olvidó todo
pero a mi nunca se me olvidó
que te sigo amando.

Pongamos un tabique al corazón
y empecemos a construir
de nuevo... olvídate de todo.

Pármulo 2010

PIÉRDETE EN MI CORAZÓN



Piérdete en mi corazón

Escondía yo mis lágrimas entre las agujas del reloj
aquel de pared de color naranja que se desvanece
cuando pasan las horas...

... y todo sigue igual.

Cuando empiezas a ver que mis ojos
no son los que conociste, y encuentras
otras sonrisas con más luz
es entonces cuando tiemblo
porque es cuando temo perder
todo lo que conseguí hace lapsos.

Aunque hace días que te vi y no reconozco
si son tus manos las de antes
o son mis celos los que tapian el corazón
para hacerte callar allí en tu locutorio.

Y cuando miras y ves que han pasado dos horas
y que sigo en pie porque te amo,
es cuando pides perdón y dices te quiero,
pero ya ese lo siento lo he olvidado en mi corazón.

No merece la pena seguir con este cuento.

Si no sientes ese amor por mi, déjame libre
y no martirices mi alma con tus besos
porque son tus ojos los que duelen
y llegan hasta mi universo.

Pármulo 2010