Las arenas

LAS ARENAS



Como el arena de las montañas forman palacios
de ruinas lejanas, es el mar en las orillas.

El arena entre las uñas forman dos sirenas,
el viento una ola de cadenas
que nos envuelve en un mar de hielo.

Sobre el hielo nadan locas las arenas
patinando entre pisada y zancada
las morenas de los puertos.

El jarrón de las memorias nos detiene
y en los sueños se paraliza la etiqueta
de haber hundido el corazón.

Las señales de los tres cuartos de hora
que van caminando poco a poco
en las modelos de los relojes,
nos va a involucrar en una esfera
de luces de colores que intermitentemente
van cabalgando en los sonidos.

En aquel paraíso el aliento cálido
de las mujeres nos revoluciona
y va a crear una triste mañana.


Francisco José García Garrido, PÁRMULO '10