ALGAS NORUEGAS

Algas, 2010, Pármulo

Algas noruegas

Quince mañanas estuve sentado
en esa mesa de madera herrera.

La silla aplastándome el corazón,
el cerebro y los nervios a un lápiz
de colorado pelo.

El constante y monótono que decir
me durmió en las orillas
con la calor de las tardes aplacadas.

Veinte moscas del vino,
vinieron a avisarme para continuar
que debo seguir callando.

El cristal de la mesa, a los pies
y retirado de mis ojos han desplazado
los libros a otra estándar transparente
que con miedo se sostiene hasta que cae
y armamos una tragedia.

Otra vez los ruidos de aquel paraíso
que continuaba,
de nuevo comenzar a explicar al foro
silencioso y ausente pero fugaz
que reanudaré mis manos,
mis labios al anochecer.

PÁRMULO '10