Esfera militar



Esfera militar


Las leyes de la nada rompen en el cielo
cuando el infierno se apaga, lento y
desmedido en un horizonte borroso.



Una esfera aceitunada, glauca,
entre dos columnas de mar arrojado,
sin más miedo que el de apagar el viento.



Viento naciente, de oriente al este
como un sol medio que atraviesa
dos barcos, los hunde y edifica
un coloso de armamentos celestes.



El tiro, el ojo y el remo nos sopla
para hacer caminar las velas negras
que van trotando sin cariz a dos aguas.



La pompa del éxito hace levitar un grito
de siete olas durmientes que con un
susto aborrecen la existencia de sirenas.


PÁRMULO '10
"odio lo mismo de siempre..."