SIN AMOR LÍQUIDO


SIN AMOR LÍQUIDO

No puede ser un día normal.
Tiene que ser el viento el que nos mire
el aire el que nos congele lentamente.

Aquella mirada fija, inconsciente
tras los cristales de un largo carruaje
de tres caballos de piel morena.

El dinamismo de tus pinturas
nos deja feliz en el ocaso lejano
perdido dentro de un pliegue
triste y hambriento.

La ocasión nos permite llamar
a la templanza, a la quietud
de las pisadas,
entre el viento y la vigilia
de mil sonrisas herejes.

Un tiempo anormal para una vida
usual y sin remordimientos,
mustio como esas tubulosas
que caen de nuestro nido
perplejo y sin declinarse
a mirar si hay agua,

una gota
una gota

una gotita
una gotita

tan sólo un ápice de fresco
tan sólo un ápice de fresco

muere la enamorada,
perdida sin encontrar
la cima de sus ojos.

PÁRMULO ´10 
"...me quedo con el recuerdo de tus ojos grises..."