P 15








Ya no puedo más con este alma
que pesa como el plomo dentro
de un saco joven pero muerto.

Ya no puedo más con este sueño
que me agota en las carreteras
mientras faros de desalientos
me dejan caótico y frenético.

Ya no puedo más, entiende,
que las risas rompen mis oidos,
que los columpios me retuercen
los ojos de los vagos desalientos.

Y yo buscando nuevas primaveras
y solo encuentro ojas secas en este
suelo blanco de invierno helado.

Ya no puedo más seguir con esto,
verte a escondidas,
soñar con tus labios,
abrazarte fuerte y sin fin...

Pármulo '10