GLAMOUR CIAN de la CASA AZUL

HOMENAJE A FRIDA KAHLO - GLAMOUR CIAN de la CASA AZUL
El enlace de la noche y la espesura
de aquel lento camino de tierra negra
nos emplaza a caminar por el sendero
de la vista lejana y en penumbra.

El resplandor de las frágiles bombillas
va meciendo un ligero baile cubano
entre las losas de aquella casa desnuda
azul cian entre los pies de Kahlo.

La tarde va remando entre las aguas
un crucero de esternolios amarillos
entre la hojarasca rizada de la primavera
punta de lanza de una batalla enternecida.

Bajo las estrellas que modelan el horizonte,
un tercer chasquido de manos oscuras
pone arte sobre las barridas candelas
del primer incendio del planeta Wasp-17.

Allí donde el sol nos bambolea de calor
aparece la fresca mañana en el perdido
mediodía.

La gallardía de los bailarines que fuman
nos ahoga en un cielo atezado y ruín
enmascarado de hechizo y osadía.

Ya hemos perdido los papeles de las trece
y en el silbido ladino nada nos condiciona
más que el fuero de aquel códice despierto.

Tan tremenda la existencia por despierta
que sea la soberana,
¿existe una pregunta abierta o desatinada?

Entre los colores de aquella casa celeste
alrededor de una fuente,

cuentista de los bandoleros que cambia
el descaro por el apocamiento,

y entre denuedo o empuje va cantando
la doncella y el jilguero,

por aquellos patios pulidos de sangre,
de amor o atrevimiento.

Pármulo (último poema '09)