EL VESTIDO

El vestido



Se fue un día totalmente enmascarada,
fluían en ella las largas madrugadas
de frío y de penumbra.

Pues ya no la vi más, se perdió,
estaría donde viajan las mentes,
se marcharía para siempre...

Aunque volvió desnuda como nunca
y vino a mi, me miró y sonrió.
Era otra vez ella, desenmascarada.