ABANICO ROJO

ABANICO ROJO



Abanico rojo aplaude tus mañanas
de verano en la orilla de la playa.

Cuando una noche se nos acerca,
las mejillas alocadas muerden
mis pétalos y sus labios, algo nuevo
empieza por las calles de mi calle
que antes cambian de rienda,
llorando casi adormecida en la
quimera de una flor perdida.

Abanico rojo aplaude tus mañanas
de verano en la orilla de la playa.

Si en esos ojos adormeciera
una nana de cal y agua que hablara
por cada esquina entrelazada,
cientos de mares ahogados y
una boca grande muy... lento
casi en aplausos.

Abanico rojo aplaude tus mañanas
de verano en la orilla de la playa.